Vive el turismo rural en Potes

En el norte de España, en Cantabria, se sitúa un pueblo con gran encanto protegido por los imponentes Picos de Europa. Hablamos de Potes, un lugar ideal para el turismo rural, ya que combina a la perfección la naturaleza más virgen con el aspecto cultural y monumental que ofrece la villa. Con gran presencia de la piedra, el conjunto histórico es admirable, destacando la Torre del Infantado y los fantásticos puentes que atraviesan los dos ríos que confluyen en la localidad: el Deva y el Quiviesa.

Potes con los Picos de Europa al fondo | Foto: Only J.

Potes con los Picos de Europa al fondo | Foto: Only J.

El abrigo de los Picos de Europa es una de los motivos por los que más gente visita este lugar. Este Parque Nacional es idóneo para la práctica de actividades como el senderismo o las rutas en bicicleta de montaña, permitiendo al viajero contemplar unas espectaculares vistas en las que se combina la majestuosidad de las montañas, el frescor de las aguas y la historia a través de los templos románicos y barrocos o las torres medievales.

Un lugar especial dentro del parque es Fuente Dé, que cuenta con un teleférico que pondrá a prueba tu vértigo y te llevará a un increíble mirador desde el que se admira todo el valle. El frescor de la montaña, el contacto con la naturaleza y unas vistas maravillosas, son el mayor reclamo para los amantes del turismo rural.

Sin embargo, Potes y su comarca cuentan además con una exquisita gastronomía que podrás degustar en los múltiples bares y restaurantes de la zona. Destacan en gran medida los quesucos de Liébano y el cocido liebanego, que utiliza las sabrosas hortalizas y legumbres que se cultivan en el lugar.

Deje un comentario