Medios de transporte en el Aeropuerto: diferencias entre VTC y Taxi

A la hora de realizar un viaje, ya sea por placer o por negocio, muchas veces nos veremos en la necesidad de acudir a diferentes medios de transporte en nuestro destino. Esta necesidad se manifiesta de forma especial a la llegada a nuestro aeropuerto de destino. Normalmente tendremos una amplia variedad de opciones. Desde el taxi, pasando por el autobus, hasta los coches con licencia VTC como los de Uber. Lo más habitual es contratar los servicios de un taxi concertado, normalmente antes de nuestra llegada al aeropuerto. Sin embargo, cada vez más a menudo esta función está siendo usurpada de manera dudosa por los coches con licencia VTC. Si tienes pensado contratar alguno de estos servicio, es bueno saber primero las diferencias que existen entre ambos servicios, sobre todo en estos tiempos que corren donde la polémica por el intrusismo profesional de los coches con licencia VTC en el sector del taxi, están haciendo que se produzcan protestas en diferentes ciudades españolas. Las principales diferencias son las siguientes:

  1. El tipo de servicio: Quien no esté familiarizado con el tema puede pensar que ofrecen el mismo servicio. Sin embargo, esto no es exactamente así. Si bien un taxi puede prestar servicios de VTC , un VTC no puede prestar servicios que son exclusivos de los taxis. Precisamente es la forma en la que se ofrece servicio la principal diferencia existente. Concretamente la diferencia se centra en la manera en la que se captan los clientes. En el caso del taxi, estos se encuentran siempre en la calle, en movimiento y es en la calle donde el cliente solicita sus servicios, normalmente de manera inmediata en el momento de ver el taxi, o a través de una llamada telefónica a la asociación correspondiente de la ciudad o a un taxista en particular, si este cuenta con esta posibilidad. Para los vehículos de VTC, el cliente solicita un servicio cerrado con una ruta específica, en teoría estamos alquilando un vehículo con conductor, y este nos recoge en un punto concreto y nos lleva a otro, pero en ningún caso puede recoger a clientes en la vía pública sin que se haya contratado una ruta específica con anterioridad. Los taxis tienen mayor libertad, ya que además de recoger en vía pública también pueden hacer recorridos concertados con rutas cerradas y precios cerrados. En este caso, es mucho más interesante el servicio del taxi, ya que puede prestar los servicios de un VTC con las mismas o mejores condiciones, pero además puede recoger a clientes en la vía pública sin que haya una contratación previa.

  2. Las licencias: En ambos casos, las licencias son limitadas y se otorgan por parte de entes públicos. En el caso de las licencias de taxis, se otorgan por parte de los ayuntamientos mientras que las otras las otorgan las comunidades autónomas. Las licencias de taxis son más numerosas pero tienen unos requisitos más estrictos para poder conseguirlas. En principio la disposición de determinadas administraciones de conceder más licencias VTC es objeto de polémica y malestar entre el gremio de los taxistas ya que, por lo general, denuncian la existencia de intrusismo profesional, habiendo coches VTC que ejercen como taxis sin tener la posibilidad legal de hacerlo.

  3. El precio de facturación: En este caso debemos diferenciar entre los servicios que un taxi presta en el momento, recogiendo en la vía pública y los servicios concertados, que son muy parecidos a los servicios VTC. Los servicios VTC por definición cuentan con un precio fijo para un trayecto concreto y el precio dependerá de la empresa de VTC en cuestión. Por lo general los precios de VTC suelen ser más elevados. En el caso de los taxis estos precios se encuentran regulados por ley y no hay forma de encarecer o abaratar el trayecto. Cuando se trata de un taxi concertado para una ruta concreta, el servicio cuenta con un precio cerrado al igual que los VTC, pero cuando cogemos un taxi en la vía publica, sin una contratación previa, a priori, no podremos saber el precio del transporte, que dependerá del lugar al que vayamos y de la franja horaria.

  4. El vehículo: Aunque cada vez existe menos diferencia, por lo general los servicios de VTC, ofrecen vehículos de una gama superior. Esto cada vez es menos cierto, los taxistas cada vez utilizan vehículos de más alta gama para ofrecer un servicio más exclusivo a sus clientes. Es el caso por ejemplo de Taxi Huelva VIP , una empresa de taxis onubense que apuesta por vehículos de alta gama para llevar a sus clientes, además de los servicios tradicionales, Taxi Huelva VIP ofrece todo tipo de servicios concertados de alta gama, con toda una serie de comodidas que lo posicionan por encima de las opciones tanto en taxis como en VTC. Principalmente utilizan coches Mercedes de alta gama y ofrecen servicios como música a la carta a través de diferentes medio como Spotify , servicio de Wifi gratis, bebidas refrigeradas o sillitas para bebe o remolque. Además, los coches de esta empresa de taxis de Huelva ofrecen gran capacidad de carga para viajes concertados de larga distancia.

En definitiva, la principal diferencia entre ambas modalidades está en los servicios que puede ofrecer legalmente cada uno. Los taxis cuentan con un sector más maduro y regulado que ofrece los servicios concertados, además de los propios de un taxi urbano.

medio transporte aeropuerto

Deje un comentario