El medio de transporte ideal para irte de vacaciones

En el momento de planear nuestras vacaciones, uno de los aspectos más importantes es cómo vamos a trasladarnos al que será nuestro destino vacacional. Las opciones son diversas, pero debemos pensar qué nos conviene más, tanto monetariamente como de tiempo y comodidad.

seguros-coches-clasicos (1)

  • Coche

Muchas personas aprovechan las vacaciones para disfrutar de un viaje en carretera, sobre todo si se trata de coches clásicos. Tanto si se trata de este tipo de vehículo como un coche nuevo, los seguros de coches clásicos y nuevos deben estar al día y con las coberturas que más creamos conveniente.

Si el trayecto no es relativamente largo, si disponemos de un coche potente y con capacidad para recorrer muchos kilómetros, si tenemos tiempo suficiente y, sobre todo, ganas de conducir y de disfrutar del viaje, la opción ideal es el coche. El viaje en coche es recomendable cuando lo haces con amigos, con los que las charlas entre vosotros haga más ameno el viaje, paguéis el combustible entre todos y os podáis turnar para conducir. Es importante revisar que el coche se encuentra en perfecto estado antes de salir.

  • Avion

Es la forma, por lo general, más rápida para llegar a nuestro destino. Sin embargo, en verano puede complicarse debido a las altas demandas de pasajeros, lo que culmina con retrasos en los vuelos y largas e insufribles colas. Aun así, es el medio de transporte preferido, sobre todo porque su duración es menor y porque nos lleva a lugares muy lejanos.

Antiguamente los billetes de avión no era algo que cualquier persona podía permitirse, pero actualmente eso ha cambiado con las compañías Low Cost. Son una gran posibilidad para pasar nuestras vacaciones en lugares que siempre habíamos deseado. Claro que, los billetes accesibles para todos los bolsillos los encontramos en ciudades grandes como capitales, y demás ciudades importantes.

Viajar en avión durante tus vacaciones es recomendable si vives cerca de aeropuertos bien conectados (más barato podrás conseguir los billetes), tu destino se encuentra lejos, tienes poco tiempo y no te gusta el tiempo que pasas en el medio de transporte.

  • Tren

Los trenes suelen ser uno de los medios de transportes más caros. Sus precios se disparan, sobre todo en temporadas altas. Esto ocurre también debido a las pocas conexiones de, por ejemplo, el AVE. Ocurre más o menos lo mismo que con el avión, es mejor cuando nos encontramos en ciudades bien conectadas y con diversas posibilidades. El tiempo del trayecto dependerá del tren, pero suele rondar las horas que se hacen en bus.

Muchas personas disfrutan con los viajes en trenes, puesto que a diferencia de coches y buses, en los trenes puedes levantarte, dar un paseo, tomarte un café en el vagón cafetería, etc. Si quieres disfrutar del viaje leyendo un buen libro, viendo tu serie favorita o simplemente pasearte, el tren es tu mejor opción.

  • Bus

Los autobuses son una opción bastante económica si no nos apetece conducir. La gran desventaja de los buses es el poco espacio del que disponemos para movernos. Las conexiones suelen ser muy buenas entre las estaciones de autobuses, y los precios no suelen variar demasiado. Muchas veces se pueden coger ofertas por viajar en grupo, o descuentos por fidelización, etc. El tiempo de duración dependerá mayoritariamente de la cantidad de paradas que el bus deba realizar hasta tu destino.

El bus podría ser el último recurso al que recurrir como medio de transporte durante tus vacaciones, debido sobre todo a la incomodidad que presentan al viajar en ellos.

Deje un comentario