Consejos para viajar a Vietnam

6967911571_9e1fe8fdd0_z

Foto: Guido de Rozze (Flickr)

Con el paso de los años, Vietnam ha dejado de ser conocido únicamente como un pequeño país del sudeste asiático que sufrió una terrible guerra contra Estados Unidos, a ser un destinos muy buscado por turistas de todo el mundo que desean conocer esta bella cultura emplazada en un un lugar geográficamente muy rico y variado.

A pesar de que la mayor parte del país no ha cambiado en exceso, la modernidad también ha llegado hasta aquí. En las grandes ciudades podemos encontrar todo tipo de tecnología que demuestran porque este es uno de los países con mayor crecimiento de todo el sudeste asiático.

A pesar de todo sigue siendo una nación pobre con un escaso Producto Interior Bruto, pero el poder adquisitivo de la población va en aumento, como se observa en ciudades como la capital Hanoi donde los precios de la vivienda se asemejan a los de Nueva York.

Sus 331.698 km² de extensión ofrecen a los viajeros un entorno que se caracteriza por la amplia diversidad, con regiones montañosas en el norte, el impresionante delta del río Mekong en el sur, y casi 3.500 km. de linea de playa que ofrecen unas playas paradisíacas, que ya hemos visto que son habituales del entorno. Todo esto se complementa con una gran parte del país cubierto de selva que hará las delicias de los más aventureros. La oferta de actividades es por tanto inmensa y para todo tipo de turista, desde de tipo familiar en la playa a los deseosos de vivir experiencias como navegar el Mekong o dar un paseo en elefante. La presencia de numerosas islas como la de Phu Quoc o Cat Ba abren aún más el abanico de posibilidades que ofrece Vietnam al ofrecer unos entornos mágicos propios del sudeste asiático.

La seguridad es uno de los temas que más preocupan a la hora de planear un viaje de este tipo, y en este sentido el país asiático aprueba con nota al ser considerado uno de los destinos más seguros de la zona, cuyo único problema destacable es el de los carteristas en ciudades como Han Chi Minh y en menor medida en Hanoi, por lo que es un buen lugar para viajar con los niños  sin peligros.

Los trasportes también suelen ser uno de los puntos más consultados, especialmente si se piensa en un viaje con múltiples destinos, y que en su mayoría funcionan de forma bastante eficiente. Los vuelos dentro del país son una buena opción para desplazamientos largos ya que los aeropuertos funcionan bien gracias a las numerosas conexiones, la red ferroviaria es fiable a pesar de ser bastante vieja. Respecto al trasporte por carretera, el servicio de autobuses es muy completo y alcanza casi todos los rincones del país, pero son también bastante antiguos, por lo que son lentos e incómodos, aunque las compañías están comenzando a renovar su flota. El estado de las carreteras es quizás el mayor inconveniente, al limitar mucho la velocidad de todos los vehículos, ya sean los autobuses o los coches que se pueden alquilar y que en la mayoría de los casos incluye el servicio de conductor. Para moverse dentro de las ciudades la opción más típica es el contratar un cyclos, la famosa bicicleta con una silla incorporada para trasportas viajeros, o los Xe om, la versión motorizada, aunque el servicio de taxis funciona bien en gran parte de las ciudades y sus precios son muy económicos.

La rica historia de Vietnam ha dejado como legado una gran cantidad de restos arquitectónicos, no sólo de las culturas china y francesa que dominaron el país, pero destacan los restos de las antiguas civilizaciones de cultura hindú presentes en la época anterior a la colonización china.
Vietnam es por tanto un país muy rico y variado, ideal para introducirse en la cultura del sudeste asiático y disfrutar de una cultura totalmente diferente a la occidental, en un entorno natural que acostumbramos a ver en numerosas escenas del cine debido a su brutal belleza que sin duda hará que te enamores de esta tierra y sus gentes.

Deje un comentario